Abuela Beni son pollos como los de toda la vida, alimentados con cereal,
que nos ofrecen una carne sabrosa
y una calidad excepcional a la altura de los paladares más selectos.

“ ¡Esto sí es un pollo como los de antes! ”

Calidad paso a paso

El proceso comienza con una estricta selección de los pollitos que se criarán, alimentados con el mejor cereal y bajo control veterinario, hasta alcanzar el peso óptimo.

El procesado de las aves se lleva a cabo en nuestro centro Avícola de Íscar, mediante un proceso automatizado en cadena para su enfriamiento, clasificado, despiece y distribución final.
Finalizado el proceso productivo, todo el género se distribuye a través de nuestros vehículos refrigerados para su venta en los mercados de todo el territorio nacional.
pepe

El proceso comienza con una estricta selección de los pollitos que se criarán, alimentados con el mejor cereal y bajo control veterinario, hasta alcanzar el peso óptimo.

El procesado de las aves se lleva a cabo en nuestro centro Avícola de Íscar, mediante un proceso automatizado en cadena para su enfriamiento, clasificado, despiece y distribución final.

Finalizado el proceso productivo, todo el género se distribuye a través de nuestros vehículos refrigerados para su venta en los mercados de todo el territorio nacional.

Comprometidos con el medio ambiente

La bolsa de envasado del pollo Abuela Beni está compuesta por lámina de papel natural antigrasa, producido con celulosa con certificación PEFC procedente de bosques sostenibles por el lado externo, y una lámina de polipropileno por el lado interno.

Las dos láminas están unidas con cola ecológica al agua. Una vez desembolsado el producto, las dos láminas se pueden separar manualmente, de forma fácil y limpia, pudiendo así depositarse el papel en el contenedor azul y el polipropileno en el contenedor amarillo para su correspondiente reciclado. Las tintas son al agua, ecológicas y no tóxicas, seguras, con cero emisiones a la atmósfera y una elevada calidad de impresión. Al no existir residuos de disolventes, garantizan la seguridad para la salud, sobre todo en el caso de contacto accidental con los alimentos.

El respeto al medio ambiente es una de nuestras prioridades, por eso optamos por envases 100% reciclables que garanticen la máxima frescura de nuestros productos y el menor impacto posible en el entorno.